Un ambiente de fácil utilización, simple y acogedor:

Todo está previsto para su distensión, cada uno vive a su ritmo, para permitirle aprovechar de la calma y la serenidad de esta pequeña esquina de paraíso con total libertad.

Su autonomía es nuestro objetivo principal, espues libres ir y venir como le parezca. Nuestro equipo permanece a pesar de todo a su entera disposición para velar por el buen desarrollo de su estancia.
Lo que le proponemos aquí, no es un simple hotel pero una de las raras residencias hoteleras básica tierra que dispone de las prestaciones y de la certificación 4 estrellas.

¿Después de un buen día de excursiones, por qué no venir a aprovecharse y aflojarse en nuestra inmensa piscina a desbordamiento que dispone de una vista sobre el mar del Caribe? Se beneficia también de una “playa sumergida” para los niños. Así como una gran terraza panorámica con tumbonas para hacerle broncear o admirar la puesta del sol sobre el mar.
Encontrará a la recepción toda la información útile para su estancia.
Pusimos a su disposición un servicio de excursiones, nos haremos el placer de indicarle, reservar las mejores excursiones y a las mejores tarifas de la isla para que su estancia sea excepcional. Este servicio es completamente gratuito.
Además un sistema de lavadero está disponible.
A partir de la mañana de 07:00 a 10:00,estaremos a su disposición,
Para una desayuno copiosa a los colores criolla y francesa (zumos de frutas locales, crecientes y de napolitanas de chocolate, de pan a 3 cereales, y nuestras famosas mermeladas locales) a la tarifa de 9 euros.
Podrá también, probar cada noche un Ti'ponche casa preparado según el ingreso local.
Un servicio casa de comidas de encargo está disponible medio día y noche desde la residencia y se suministrarán directamente a su alojamiento.